Mi madre

Carta a la Madre que me parió

Carta a Madre que me parió

¡Que viva Dolores y la madre que me parió!

¿Por quién me tacha hoy la sociedad corrompida?

Si delito jamas he cometido, el que roba más y más,

tendrá culpas más atroces, mientras miran los demás.

Yo sentaba en tu regazo, enloquecía con tu llanto.

Te conservaré siempre en la memoria, siempre a mi lado.

De pequeño me venís imponiendo unas costumbres,

me educáis para hombre adinerado.

Pero prefiero morir solo y pobre, que rico y mal acompañado.

De sobra sabes que eres la primera,

que no miento si juro que daría,

por ti la vida entera, por ti mi vida entera.

El dinero nunca jamás será un problema,

pues tenerte como madre es la mayor fortuna.

Disfrutemos de las cosas buenas que tiene la vida y

hay que darle gracias siempre a la vida, ¡a la vida!

Sigo andando mi camino, pues hago mi camino al andar.

Seguir andando, tarareando una canción,

sigo andando sonriéndote al corazón.

Si acaso el fracaso, alguna vez no me deja ver,

nunca jamás olvidaré, la experiencia del ayer.

Podéis intentar destruirme, podéis quererme, podéis odiarme,

lo que nunca podréis arrebatarme es que la quiera hasta morir.

 

¿FIN?

 

Mi madre
Tu mejor sonrisa, mi mejor regalo.

 

 

 

Deja un comentario