día

Me falta un día para

Me falta un día para…

Todo pasa, la noche y los días

Un día da para muchas cosas, especialmente si no tienes que trabajar.

Los findes de semana tienen 2 días y sin embargo, a menudo se nos quedan escuetos.

Me faltan días para descansar, para recuperarme de la fiesta, para tirarme en la cama y estar todo el día sin hacer nada…

Estuve hace un par de findes de semana a Ámsterdam y me faltó un día para visitar los pueblos de alrededor, para hacer un tour por el barrio rojo, para alquilar una bicicleta…

Lo bueno es que así ahora me sobran escusas para volver.

 

Preguntaba ayer a Patrón que para qué le faltaba un día y su respuesta no pudo ser más sincera:

– ¡Me falta un día para volver a casa!

Me alegro por él, aunque a algunos todavía nos falte una semana…

También hice la misma pregunta a la escritora anónima. Esta me dio dos respuestas:

– Me falta un día para comer cocido y un día para vivir.

No entendí la segunda respuesta, pero tampoco quise entrar en detalles.

 

Para finalizar esta entrada, diré que me falta un día para verte y para comerte, besarte y acariciarte.

Un día para desnudarte con y sin la mirada y poder sentirte sin imaginarte.

Los días dan para muchas cosas, y a ti, ¿para qué te falta un día?

 

Sueña con su calavera 
y viene un perro y se la lleva, 
y aleja las pesadillas 
dejando en un agujero 
unas flores amarillas 
pa' acordarse de su pelo...

Sueña con su melena 
y viene el viento y se la lleva, 
y desde entonces su cabeza 
sólo quiere alzar el vuelo, 
y bebe rubia la cerveza 
pa' acordarse de su pelo.

 

 

días
No pases de los días, haz que los días pasen.

 

 

 

Deja un comentario